domingo, 22 de julio de 2012

Líquido casero para difusor de varillas o Mikado


Este post no tiene nada que ver ni con el maquillaje ni con la cocina, pero me gustan mucho las cosas relacionadas con la decoración y me ha parecido interesante compartir esto con vosotros.

Me gustan mucho para ambientar la casa los típicos difusores de varillas, porque a la vez de ambientar también decoran, ya que los hay muy bonitos.

Pues bien, he ido comprando bastantes pero la verdad es que en la mayoría de lugares no son precisamente baratos y creo sinceramente que lo que más encarece es el envase y no el propio líquido o las varillas de ratán, que son muy económicas.

Un día trasteando por internet di con una página donde venden multitud de productos para realizar cosas en casa. Desde bombas de baño, hasta jabones, pasando por velas... bueno un montón de cosas. Pues bien también estaba la receta de cómo fabricar el líquido que suelen llevar este tipo de difusores.

Como ya lo he probado y funciona genial os dejo la lista de ingredientes que vais a necesitar:

  • Agua destilada
  • Alcohol de 96º
  • Esencia aromática que queramos usar
Lo primero y más importante es saber distinguir entre una esencia aromática sintética y un aceite esencial. Básicamente lo podremos diferenciar sobre todo por su precio. Comercialmente se suele llamar a algunas esencias sintéticas “aceite esencial” pero desde luego no lo son. Entonces y para no enrollarme, los aceites esenciales se extraen directamente de diferentes partes de alguna planta y aparte de su olor tienen diferentes propiedades, mientras que las esencias sintéticas únicamente reproducen de manera bastante fiel un olor, sin tener las propiedades del aceite esencial.

Pues bien, para fabricar este tipo de ambientadores en este caso, vamos a utilizar cualquier esencia sintética, puesto que solo pretendemos aprovecharnos de su olor.

Es muy sencillo, vamos a ello.

Pondremos un 60% de alcohol, del volumen que queramos preparar; un 30% de esencia y un 10% de agua destilada y mezclaremos todos los ingredientes. Por ejemplo si queremos preparar 100 ml., pondremos 60 ml. de alcohol, 30 ml. de esencia y 10 ml. de agua destilada. Así de fácil.

Ahora solo tenemos que poner el líquido en su correspondiente difusor y esperar a que las varillas vayan cogiendo el aroma.

Teniendo en cuenta que este tipo de esencias hoy en día las venden a un precio bastante económico y casi en cualquier sitio, me parece un modo fantástico de tener siempre líquido en nuestros difusores de varillas y no tener que ir comprando cada vez nuevos envases. Yo tengo un montón de ellos, y aunque suelen ser bonitos y los reciclo para usar con alguna otra cosa, llega un punto en que tienes un montón y ya no sabes qué hacer con ellos.

Tener en cuenta que huele muchísimo más al día siguiente, que el día que lo hemos preparado. Os dejo un par de fotos para que veáis lo decorativos que quedan. Disculpad la calidad de una de ls fotografías pero tenía la cámara mal configurada y no daba en la tecla para solucionarlo.


 
P.D.: Si también os interesan este tipo de entradas dadle al me gusta y así me ayudáis a que más gente conozca el blog. Un beso para todos y hasta pronto.

3 comentarios:

  1. Genial! Muchas gracias! Donde compras las esencias? En alguna web?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en este caso es de un bazar chino. Dependiendo del uso que voy a darle a la esencia se pueden comprar en uno u otro lugar. La mayoría de veces las compro en una herboristería, pero también hay una web que me parece muy interesante que se llama GRAN VELADA.

      Eliminar
  2. Hola! Gracias por la información. Si debo preparar varios difusores puedo mezclar los liquidos en otro recipiente y despues distribuirlo en los difusores? Saludos y gracias!!!! Nancy

    ResponderEliminar