martes, 30 de julio de 2013

Uñas postizas auto-adhesivas Color Show de Maybelline

Hoy os traigo un review-tutorial sobre unas uñas postizas auto-adhesivas que no hace mucho ha sacado Maybelline al mercado. Por cierto, cada vez me estoy aficionando más a esta marca.
 
La verdad, es que no me suelo poner uñas postizas porque siempre me han parecido muy engorrosas de poner, poco naturales de aspecto y un desastre en las uñas una vez retiradas. El adhesivo que suelen llevar no deja de ser una especie de Loctite y eso se queda ahí incrustado de una manera que resulta bastante difícil de retirar.
 
Cuando empecé a ver las uñas auto-adhesivas Impress empezó a cambiar mi visión sobre las uñas postizas y me planteé probarlas. Son uñas muy finas, flexibles y con unos colores muy bonitos. Estando en la tienda elegí estas de Maybelline, simplemente porque el diseño me llamó muchísimo la atención y pensé que se colocaban igual que las Impress.

 
Así quedan puestas

Pues bien, realmente son también muy finas y flexibles, pero se colocan de un modo algo diferente.
 
Os cuento lo que trae la caja:
 

- 24 uñas de diferentes medidas, cosa que me parece estupendo. No sé porque muchas veces se empeñan en poner 18 uñas. Parece que lo hacen a propósito para que no te puedas realizar 2 manicuras completas, aún valiéndote todas las medidas; cosa poco probable.
- Pegatinas de la mismas medidas que las uñas postizas.
- Instrucciones de colocación

La verdad es que son muy fáciles de poner. No sé si es que yo estaba espesita el día que las compré, pero anduve un ratito dando vueltas al paquete sin saber exactamente como se ponían. No tiene misterio, pero en las instrucciones no especifica que los adhesivos son de doble cara y como al tacto no se apreciaba, me costó un poco dar con el intríngulis de la colocación.

Para colocarlas, lo primero que debemos hacer es empujar nuestras cutículas y lavar las manos y uñas perfectamente.

A continuación medimos cada uña postiza y las vamos colocando por orden. Cada uña lleva en la parte posterior un número.
 

Las pegatinas se corresponden con las diferentes numeraciones, pero el numerito no va impreso en la protección de la propia pegatina, sino en el sobrecito transparente en el que vienen. ¡Ojo con tirarlo!, si nos deshacemos de él, tendremos que andar midiendo cada uña con cada adhesivo y convertimos una manicura rápida en todo lo contrario.
 

Tomamos la pegatina que corresponde con la numeración de la uña que vamos a colocarnos. La retiramos del lugar donde vienen pegadas y la ponemos sobre nuestra uña natural, teniendo en cuenta que la parte redondeada irá colocada en la zona de la cutícula. Presionamos bien desde el centro hacia los extremos para que no queden burbujas y el pegamento se extienda bien. Veremos cómo rápidamente se va despegando el plastiquito protector que trae por encima. Lo retiramos y pegamos la uña, empezando a colocarla desde la cutícula. Presionamos bien de nuevo desde el centro hacia los lados, para que el pegamento se reparta y se adhiera en este caso a la uña postiza; y ya la tenemos puesta.

Lo que me gusta de estas uñas es que al ser tan finas y flexibles, resultan muy cómodas de llevar. Yo creo que la comodidad se debe sobre todo, aparte de la propia uña postiza, a que la pegatina adhesiva es “mullidita” y eso hace que se sigan manteniendo flexibles; no como cuando usas esos adhesivos que parecen Loctite y que además de dejar las uñas súper tiesas, te las dejan hechas una pena cuando decides retirarlas.

La duración de las uñas va a depender mucho del tipo de actividades que realicéis con ellas, pero creo que pueden durar entre una semana y 10 días. En mi caso y en este modelo concreto, a partir del 4º ó 5º día las puntas empezaron a sufrir un desgaste y el color negro fue desapareciendo para dar paso al rosa que había debajo. Yo me las puse un domingo por la tarde y me las quité el domingo siguiente.

Para retirarlas es suficiente con ir despegando los extremos con cuidado. Algunas saldrán por sí solas con bastante facilidad. Para aquellas que estén algo más pegadas, solo tenemos que aplicar unas gotas de quita esmalte en los bordes de la uña. Eso hará que se despeguen con mucha facilidad. Algo que me ha gustado mucho es que la uña natural queda en perfecto estado cuando retiras las uñas postizas y que el pegamento que pudiera quedar adherido a alguna uña (la mayoría se queda pegado a las uñas postizas), se retira con un algodón y un poco de quita-esmaltes. Os prometo que resulta más fácil de quitar que cualquier esmalte convencional.

Para terminar os digo que también L´Oreal ha sacado unas uñas de este estilo, que se colocan de igual manera. El precio de las de Maybelline rondan los 7 € y las de L´Oreal andan también por ahí. También el otro día me pareció ver en un Stand de Essence unas uñas también auto-adhesivas, pero el diseño no me gustó y no fisgoneé demasiado; ya que solo vi uno disponible. Lo que sí os digo es que eran bastante más baratas, como mucho costarían la mitad que estas. No está mal que varias marcas se vayan uniendo a este sistema y así tenemos más diseños diferentes entre los que escoger.

¿Y vosotras, habéis probado algunas uñas de este estilo o similares?... ¿Qué opináis de ellas?...

9 comentarios:

  1. Guau, impresionante la duración.
    Nunca me había comprado uñas postizas por eso que dices tú del pegamento horrible y porque me daba la sensación de que me las iba a destrozar.
    Buena review :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso mismo jamás me puse unas hasta que empecé a verlas con este tipo de adhesivo.

      Eliminar
  2. El diseño es muy bonito. A mi la verdad es que las uñas postizas no me llaman mucho, las tengo bastante larguitas y me gusta pintármelas yo. Me parece increíble su duración, porque a una amiga mía se le caían muchas veces y por eso a mi no me gustaban, es que eso de que se te caiga una uña en cualquier sitio.... Y eso de que no deje mal la uña natural al sacarlas es un punto a su favor. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en ningún momento tuve la sensación de que en ningún momento tuve la sensación de que iba a perder ninguna e hice con ellas cualquier cosa de las que hago habitualmente.

      Eliminar
  3. Nunca he probado este tipo de uñas postizas, te han quedado muy bien y el modelo que has elegido es muy bonito.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel. Son muy fáciles de poner, la verdad.

      Eliminar
  4. Hola guapa! Te quedan muy bonitas ^^ No sabía que Maybelline tenía.
    Te invito a pasar por mi blog, ya que estoy de 2º cumpleblog y tengo un sorteo en activo, si te apetece, claro ;)

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Que colores mas binitos, hoy las vi en persona y son muy chulas. Intentaré hacer un degradado parecido a ver que sale porque yo no soy mucho de postozas pero como las veo en oferta seguro que caen. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco suelo llevar uñas postizas, pero estas resultan bastante cómodas y el diseño me gustó tanto que no me resistí a probarlas.

      Eliminar